Periodos de la Edad Media

Cada época está marcada por huellas imborrables, ya sea de consecuencias positivas o negativas a través del tiempo. Es aquí donde la edad media tiene lugar, considerándose como un paso de una época vieja a otra intermedia.

Así como toda historia de la humanidad, la Edad Media también marco grandes momentos con el transcurrir de los años. Cada cosa, circunstancia o situación tuvo su tiempo, momento y recuerdo, como muchos historiadores han revelado, esta época se ve enmarcada en dos acontecimientos trascendentales e importantes.

Sucesos que marcaron la historia

Primer suceso: Inicio

Este periodo tuvo lugar con la caída del Imperio Romano de Occidente; momento en que se daba por culminada la Edad Antigua, sellando así el inicio de este primer suceso para el año 476.

Segundo suceso: Fin – Año 1453

Considerado como uno de los sucesos más importantes por haber marcado el final del periodo; el mismo se hizo presente de la mano con la caída del Imperio Romano de Oriente en el año 1453.

Los cambios no cesaban, y las transformaciones se vivían profundamente con el pasar de los días, entre los que destacaban:

El Renacimiento: Caracterizado por el proceso de cambios entre una edad vieja o antigua y una edad media o moderna; fue en este tiempo cuando la iglesia cobro auge.

Descubrimiento de América: Evento que, de la mano de Cristóbal Colon marco la historia para siempre, luego de que bajo mandato de los reyes católicos pisara tierra americana.

Martin Lutero y su reforma: Hecho que destaco por ser un movimiento religioso cristiano, el mismo tuvo lugar por primera vez en Alemania; arrojando como resultado la división de la iglesia católica, dando paso a la formación de numeras iglesias bajo la denominación de “protestantismo”.

La imprenta y su incorporación: Sin duda un hecho que causo gran impacto en Europa. Presentándose por primera vez y revolucionando por completo el mundo de los libros, copiado y lectura; la rapidez con que los libros podían copiarse a través de la imprenta era algo inimaginable para aquel periodo.

Acerca del autor