Egipto y sus principales momentos históricos

El antiguo Egipto comenzó a ser reconocido desde la unificación de los reinos del alto y bajo Egipto, dividiéndose en los siguientes periodos: Reino Antiguo (2750 – 2250 a.C); Primer Periodo Intermedio (2250 – 1785 a.C); Reino Medio (1785 – 1570 a.C); Segundo Periodo Intermedio (1570 – 1070 a.C);  Imperio Nuevo (1570 – 1070 a.C); Tercer Periodo Intermedio (1070 -712 a.C) y el Periodo Tardío (712 – 332 a.C).

Inicio de la historia

El comienzo de la historia se hizo presente de la mano de los pequeños reinos que eran llamados “NOMOS”, a mediados de los 3500 años a.C.; época  en que se desarrolló la escritura milenaria.

El reino antiguo no solo destaco por el gran poder político, militar y religioso que los faraones presentaban, sino también por el ambiente prospero que se logró; siendo la gran Pirámide de Guiza una prueba de ello.

Dando paso a los periodos intermedios

Años después llego el Primer Periodo Intermedio; donde la crisis se adueñó de sus ciudadanos debido a que el gobierno fue incapaz de proteger efectivamente las fronteras. La grieta se obtuvo gracias a la decadencia económica que presentaba la nación.

Situación que más tarde sería corregida en el transcurso del Reino Medio, devolviendo al reino la estabilidad social que le habían arrebatado en el periodo anterior; siendo en este cuando se humanizo la figura del faraón.

El Segundo Periodo Intermedio fue el menos llamativo para muchos. Todo se debió a intervención por parte de los hicsos, quienes habían logrado conquistar el Delta Del Nilo. Sin embargo, las tropas egipcias luego de un tiempo expulsaron a los invasores; conquistando a su vez Palestina, Siria y Nubia, con la finalidad de extender sus fronteras.

Últimos periodos

Imperio Nuevo fue el siguiente periodo, que marcado por su civilización fue uno de los más importantes con una duración de aproximadamente 5 siglos; donde experimentaron diversas relaciones extranjeras, potenciando el mercadeo internacional.

El Tercer Periodo Intermedio comenzó a raíz de la caída del imperio Nuevo, siendo los conflictos y continuas luchas por el poder entre sacerdotes, faraones y dinastías lo que marcaron cada uno de sus años, a este le siguió el Periodo Tardío, tiempo en que Egipto inicio a sufrir todas y cada una de las invasiones por parte de los Persas y  Nubios.

Acerca del autor